Landarbide Zahar es mi nombre, que significa `paso de extranjeros` (el camino de Santiago pasaba frente a mi). Se cuenta que me construyeron alrededor del año 1610 y desde entonces he dado cobijo a infinidad de gente. En el año 1790 Ygnacio Antonio Agote y su esposa Maria Josepha Yrarramendi vinieron a vivir conmigo con sus seis hijos. Esta humilde familia de labradores y ganaderos trabajó mis tierras a lo largo de los años y con los frutos dieron de comer a sus animales. Yo no soy una simple morada, mis brazos abarcan muchos pastos y bosques.

Han pasado muchos años, unos mejores que otros, pero la familia Agote sigue habitando mis entrañas. Fermin Agote y su esposa Mª Jesús Beobide con sus hijos Amaia y Xabier viven ahora conmigo y también se dedican a labores agrícolas y ganaderas como sus antepasados. Ellos emprendieron una serie de reformas en el año 1996 y a partir de entonces se habilitan el granero y la cuadra antigua para convertirlos en 6 habitaciones dobles y 3 apartamentos, acogiendo así a huéspedes de todas las partes del mundo. ¡Cómo son las cosas!, será mi destino. Landarbide Zahar es mi nombre, `paso de extranjeros`, y ahora es también mi ser.

Si lo que buscáis es tranquilidad, fácil accesibilidad, trato familiar, disfrutar de la cercanía del mar y de un entorno natural privilegiado y realizar excursiones para conocer poco a poco el País Vasco, habéis acertado.

¡¡ Venid a visitarme, no os arrepentiréis !!